En entrevista con David Castellanos nos habla de su trayectoria y nos comenta que recientemente volvió de Estados Unidos. Trabajé 5 años en el mercado general en grandes agencias, antes de irme era Director Creativo regional para latinoamérica en DDB México. Actualmente en México, mis responsabilidades son supervisar el producto creativo de la agencia, asegurarme que el nivel creativo de las piezas cumplan o sobrepasen las expectativas.

En la conversación Ariadne le comenta que él ha acumulado más de 130 premios en los festivales más prestigiosos del mundo y le pregunta cómo ha sido esta evolución, a lo que David nos dice que la verdad es que nunca ha perseguido los premios. He sido muy afortunado durante toda mi carrera, trabajé con grandes creativos quienes me inculcaron la cultura de los premios, no persiguiéndolos como una obsesión sino como un vehículo para generar material de calidad.

David Castellanos nos da su percepción acerca de cómo ha evolucionado la creatividad en la publicidad. El festival nos muestra que ha cambiado mucho, al principio eran muy poquitos medios y medios alternos ahora se ha diversificado y por ello los festivales empiezan a cambiar porque la publicidad se modifica.

Continuando, Ariadne le pregunta si cree que la creatividad es algo que se desarrolla o ya lo traemos, a lo que responde que la creatividad es un músculo que ejercitas, básicamente la publicitaria es conectar dos coas que ya existen y lo desarrollas con el tiempo, creo que todo el mundo es creativo.

David nos plantea lo que la publicidad aporta a la sociedad. Creo que hay una tendencia donde la creatividad publicitaria le queda chica a la publicidad misma, la creatividad publicitaria empieza a tratar de resolver problemas que antes le correspondían al gobierno o a las ong´s, ahora busca mas responsabilidades. Existe la tendencia hacia lo social y eso lleva a los creativos publicitarios a cuestionarse cosas más grandes, más allá de resolver un brief mercadológico.

DDB siempre ha priorizado la creatividad y cree en los premios, somos muy apasionados de los reconocimiento creativos, tenemos un sistema a nivel región en donde nos reunimos para evaluar el trabajo creativo que se ha hecho durante los últimos tres meses y así cada tres, se va creando afinando o puliendo las piezas que inscribimos a Cannes.

Para elegir la categoría hay que cuestionarse dónde la vas a inscribir y cómo la vas adaptar, tienes que construir esa misma idea en un caso distinto para cada una, es de lógica y gran sentido común pero debe haber análisis para saber cómo funciona esa idea en diferentes categorías.

Le pedimos nos hable de su experiencia como jurado y nos dice que ha tenido oportunidad de ser jurado en diferentes festivales a nivel internacional. No se trata sólo de levantar la mano y los criterios son muy dispares, eso enriquece mucho el trabajo. Una de las experiencias más allá de ser jurado es que te toca aprender de gente que admiras o de gente que no conocías y consideras que dan una buena opinión, creo que la experiencia es poder discutir a un nivel más fino de detalle  las piezas y aprender mucho.

Hablando de Cannes le tengo mucho cariño, me parece que crea carreras y cierra negocios, si tienes un León y no pasa nada contigo estas haciendo algo mal, uno mismo es un producto, si ganas tú mismo debes vender ese hecho, es el festival más popular del mundo y ahora con esta acotación de categorías se afina y toma su lugar de nuevo como el festival con el mejor criterio.

Hay muchísima emoción y ver las piezas que están haciendo otros países, tener la oportunidad de competir y ver los nuevos talentos, me parece que es el lugar para estar si te apasiona la creatividad.

Por último le preguntamos de qué manera crees que suma participar en un festival como Cannes. Cuando una dupla consigue que una de sus piezas se vaya a inscribir es lo más emocionante que te puede pasar, cuando tienes la oportunidad de participar y ponerte a prueba con los demás contrincantes, que son de un nivel bastante alto. Perder e una lección y ganar es una gran alegría.

Debes ser una persona con capacidad de preguntarse todo, mucha curiosidad, de pensar y sobre pensar y tal ves estar un poquito desconectado de la realidad, ser de este tipo de personas que siempre parecen estar dispersas porque la tormenta está en su cabeza, que siempre se están inventando historias y el mejor lugar para trabajar eso es una agencia de publicitaria.

Para cerrar David envía un saludo a toda la industria publicitaria y les desea mucha suerte en el festival de Cannes a todos.